fbpx

La presencia de la mujer en el sector funerario.

 

Si bien es cierto que hace unos años la presencia de la mujer en el sector funerario era puramente anecdótica, se demuestra, con los últimos datos obtenidos, que el porcentaje de mujeres en nuestro sector es mayor cada día.

PANASEF, la Asociación Nacional de Servicios Funerarios, elaboró un estudio para la conmemoración del Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que nos muestra el cambio de nuestro sector en los últimos años.

Podéis leer este estudio AQUÍ.

Un cambio favorable.

Que las mujeres se abren camino en nuestro sector es una realidad, ya no sólo las podemos ver en el ámbito administrativo si no que cada vez son más las tanatopractoras y operarias funerarias que existen. Cada vez son más las mujeres que se preparan profesionalmente para desarrollar labores de todo tipo dentro de nuestro sector y es algo que nos enorgullece.

En la actualidad, más de una cuarta parte de los puestos de trabajo del sector funerario están desempeñados por mujeres. Hace unos años esta cifra era impensable, ya que era un trabajo ejercido únicamente por hombres. Hoy, ese porcentaje femenino no deja de aumentar.

Tenemos claro que la vocación existe y que no depende del género, por ello, a la hora de contratar un profesional se buscan valores, conocimientos, actitudes y aptitudes. Nada debe coartar tu libertad de formarte para trabajar en lo que realmente te gusta.

Los buenos profesionales hacen grande un sector.

 Dudas y clichés.

Día tras día llegan a nosotros dudas y preocupaciones de mujeres que, interesadas en esta profesión, no lo tienen claro por la falsa idea de creer que siempre se contratará a un hombre antes que a ellas, pero ¿Cuánta realidad hay en eso?

Como comentamos en anteriores entradas, el sector funerario es mucho más que un trabajo físico, muchas son las competencias que un profesional debe de mostrar: la sensibilidad, la ética, la capacidad de integración, la empatía…

Nuestro sector sabe que la parte psicológica adquiere un valor más relevante que la parte física. Las prioridades de nuestra razón de ser siempre son más elaboradas de lo que en un primer momento pueda parecer y no dependen de que el trabajo lo desarrolle una persona de un género concreto.

·¿Quieres conocer más sobre todo lo que abarca el trabajo de tanatopractor? Puedes hacerlo AQUÍ.

Deja un comentario