fbpx

¿Cómo certificarse en tanatopraxia?

La certificación profesional es obligatoria para poder ejercer como tanatopractor. Te explicamos cómo certificarse en tanatopraxia paso a paso.

¿Cómo certificarse en tanatopraxia?

Muchas son las profesiones que, pese a estar reconocidas, no disponen de una titulación oficial que las avale, es en estos casos, cuando se crean los certificados de profesionalidad. Son procesos en los cuales, los profesionales o estudiantes de una disciplina concreta, pasan unas pruebas de cualificación profesional (teóricas y prácticas) obteniendo así una titulación validada por un organismo público que les permitirá ser reconocidos como profesionales del sector.

¿Qué es el certificado de profesionalidad de tanatopraxia?

La tanatopraxia es una de esas profesiones que, pese a estar reconocida, no dispone de una formación oficial, es decir: todos los alumnos de tanatopraxia, para poder ser reconocidos como tanatopractores, tendrán que presentarse a estas pruebas y aprobar su pertinente certificado de tanatopraxia.

Las convocatorias de estos certificados tendrán carácter autonómico, aunque la inscripción queda abierta a nivel nacional.

Para poder participar en el proceso de certificación profesional es necesario cumplir una serie de requisitos. Te los explicamos con detalle a continuación:

 ¿Qué requisitos tengo que cumplir para poder inscribirme?

– Poseer la nacionalidad española; encontrarse incluido, como residente comunitario o ser titular de una autorización de residencia en España en vigor.

– Tener 20 años cumplidos en el momento de realizar la inscripción, para el caso de solicitar unidades de competencia de nivel 3. Ya que equivale a una titulación de FP Superior.

– Tener experiencia laboral y/o formación no formal relacionada con la competencia profesional en tanatopraxia:

En el caso de experiencia laboral:

Justificar por lo menos 3 años, con un mínimo de 2.000 horas trabajadas en total en los últimos 10 años transcurridos antes de que se realice la convocatoria.

En el caso de formación no formal:

Justificar por lo menos 300 horas en los últimos 10 años transcurridos antes de que se realice la convocatoria.

No podrás inscribirte en caso de:

– Estar realizando una formación activa en tanatopraxia de nivel iniciación.

– Poseer titulación oficial previa que ya avale tu competencia profesional.

– Estar inscrito en otro procedimiento de reconocimiento de la experiencia profesional o en las pruebas libres para la obtención del título de formación profesional.

Si cumplimos todos estos puntos podremos realizar la solicitud de inscripción, para esto hay que ser rápido, ya que son muchos los profesionales que están esperando estas convocatorias.

 ¿Qué necesito para realizar la solicitud de inscripción?

Cuando una convocatoria se abre, el organismo público competente nos facilitará un modelo de solicitud que tendremos que cubrir.

Con esta solicitud, además de cubrir los datos personales y seleccionar las unidades de competencia a examinarse, también hay que adjuntar cierta documentación que nos detallarán en el anuncio de la convocatoria.

Esta convocatoria queda abierta los 15 días hábiles posteriores a su publicación. En un plazo máximo de 4 meses saldrán las listas de personas admitidas en el proceso.

 ¿Cómo es el proceso de certificación?

Una vez admitido para este proceso tienes que saber que una certificación profesional es más que un examen. Recuerda que puedes decidir a qué unidades de competencia presentarte. Este proceso consta de tres fases: fase de asesoramiento, fase de evaluación y fase de acreditación de la competencia profesional.

Fase de Asesoramiento:

– El asesoramiento es obligatorio y de carácter presencial, por lo que una falta de asistencia injustificada hará que pierdas de forma automática tu candidatura.

– Se realizarán por lo menos dos reuniones o sesiones de asesoramiento.

– La primera sesión de asesoramento será una reunión grupal donde se informará sobre el procedimiento (sistema, fases, funciones del asesor, derechos y deberes del candidato…). En ella se ofrecerá información y directrices concretas sobre las evidencias aceptadas para justificar la competencia profesional.

– En esta primera reunión se realizará la entrega de la documentación que debe completar la persona candidata y se darán indicaciones específicas para cumplimentarla.

– El asesor o asesora y las personas candidatas al final de esta primera reunión grupal acordarán y firmarán la convocatoria para la segunda reunión.

– La segunda reunión consistirá en una entrevista personal individual.

El fin de esta entrevista es ayudar a la persona candidata a explicitar las competencias y aprendizajes que adquirió. En esta entrevista personal la persona asesora ayudará a la persona candidata a responder el cuestionario de autoevaluación, así como a ampliar la documentación acreditativa con el fin de mejorar el historial profesional y/o formativo.

– El asesor o asesora, partiendo del cuestionario de autoevaluación y del historial profesional y formativo de los candidatos, identificará y valorará la información profesional aportada y realizará un consejo de asesoramiento destinado al candidato, así como un informe de asesoramiento destinado a la comisión de evaluación.

– El asesor le trasladará a la comisión de evaluación el informe, junto con toda la documentación justificativa del candidato.

– La decisión del candidato de pasar a la fase de evaluación o de abandonar el procedimiento deberá hacerla constar por escrito.

Fase de Evaluación:

– La evaluación, en cada una de las unidades de competencia, tendrá por objeto comprobar si demuestra la competencia profesional requerida por la cualificación profesional.

– En esta fase se tendrá en cuenta el informe realizado por el asesor en la fase anterior. Es por este motivo, que el comité de evaluación podrá decidir el método de evaluación que considere necesario.

– La evaluación no estará basada únicamente en el historial profesional y formativo, si no que se tendrá que complementar con evidencias de competencia recogidas en este proceso.

– Los métodos de evaluación pueden ser: observación en el puesto de trabajo, simulaciones, pruebas de competencia profesional, entrevistas profesionales…

– La evaluación se expresará en términos de competencia demostrada (aprobada) o no demostrada (suspensa).

– Los resultados de evaluación se harán constar en un acta que se remitirá al organismo autonómico competente.

– La comisión de evaluación elaborará un informe individualizado de cada persona candidata indicando los resultados de la evaluación de las competencias profesionales.

– El presidente de la comisión de evaluación deberá informar al candidato del resultado de su evaluación en el plazo máximo de 2 meses.

– En las unidades de competencia suspendidas, se proporcionará un plan individualizado indicando la formación complementaria que debería realizar.

Fase de Acreditación:

Si has superado las fases anteriores, ahora lo único que queda es realizar los trámites administrativos pertinentes:

– Una vez obtengas la cualificación demostrada, se te expedirá una acreditación por cada una de las unidades de competencia reconocidas.

– Esta acreditación tiene carácter oficial y validez en todo el territorio nacional.

– De forma personalizada te indicarán los trámites necesarios para la obtención de tu certificado de profesionalidad.

Estas acreditaciones se incorporarán al registro autonómico de unidades de competencia y, desde ahí, se transferirán los datos al registro de carácter estatal, nominal y por unidades de competencia acreditadas.

Puedes conocer más sobre qué se aprende en un curso de tanatopraxia AQUÍ

No te pierdas nuestras redes sociales para estar al día de nuestras noticias:

¡Síguenos en Facebook y en Instagram!

Deja un comentario