fbpx

¿Qué es un embalsamamiento?

¿Qué es embalsamar?
Embalsamar significa: llenar de sustancias balsámicas las cavidades de los cadáveres, como se hacía antiguamente, o inyectar en los vasos ciertos líquidos, o bien emplear otros diversos medios para preservar de la putrefacción los cuerpos muertos.

 

El embalsamamiento en la antigüedad:

Son pocas las regiones que utilizaron el embalsamamiento como rito o costumbre funeraria, una de las más conocidas, sin duda fueron los Egipcios.

Heródoto, historiador griego, nos relata, en su libro “Historia, Libro II, Euterpe”, el protocolo que realizaban:

LXXXVI. Allí tienen oficiales especialmente destinados a ejercer el arte de embalsamar, los cuales, apenas es llevado a su casa algún cadáver, presentan desde luego a los conductores unas figuras de madera, modelos de su arte, las cuales con sus colores remedan al vivo un cadáver embalsamado. La más primorosa de estas figuras, dicen ellos mismos, es la de un sujeto cuyo nombre no me atrevo ni juzgo lícito publicar. Enseñan después otra figura inferior en mérito y menos costosa, y por fin otra tercera más barata y ordinaria, preguntando de qué modo y conforme a qué modelo desean se les adobe el muerto; y después de entrar en ajuste y cerrado el contrato, se retiran los conductores. Entonces, quedando a solas los artesanos en su oficina, ejecutan en esta forma el adobo de primera clase. Empiezan metiendo por las narices del difunto unos hierros encorvados, y después de sacarle con ellos los sesos, introducen allá sus drogas e ingredientes. Abiertos después los ijares con piedra de Etiopía aguda y cortante, sacan por ellos los intestinos, y purgado el vientre, lo lavan con vino de palma y después con aromas molidos, llenándolo luego de finísima mirra, de casia, y de variedad de aromas, de los cuales exceptúan el incienso, y cosen últimamente la abertura. Después de estos preparativos adoban secretamente el cadáver con nitro durante setenta días, único plazo que se concede para guardarle oculto, luego se le faja, bien lavado, con ciertas vendas cortadas de una pieza de finísimo lino, untándole al mismo tiempo con aquella goma de que se sirven comúnmente los egipcios en vez de cola. Vuelven entonces los parientes por el muerto, toman su momia, y la encierran en un nicho o caja de madera, cuya parte exterior tiene la forma y apariencia de un cuerpo humano, y así guardada la depositan en un aposentillo, colocándola en pie y arrimada a la pared. He aquí el modo más exquisito de embalsamar los muertos.

LXXXVII. Otra es la forma con que preparan el cadáver los que, contentos con la medianía, no gustan de tanto lujo y primor en este punto. Sin abrirle las entrañas ni extraerle los intestinos, por medio de unos clísteres llenos de aceite de cedro, se lo introducen por el orificio, hasta llenar el vientre con este licor, cuidando que no se derrame después y que no vuelva a salir. Adóbanle durante los días acostumbrados, y en el último sacan del vientre el aceite antes introducido, cuya fuerza es tanta, que arrastra consigo en su salida tripas, intestinos y entrañas ya líquidas y derretidas. Consumida al mismo tiempo la carne por el nitro de afuera, sólo resta del cadáver la piel y los huesos; y sin cuidarse de más, se restituye la momia a los parientes.

LXXXVIII. El tercer método de adobo, de que suelen echar mano los que tienen menos recursos, se deduce a limpiar las tripas del muerto a fuerza de lavativas, y adobar el cadáver durante los setenta días prefijados, restituyéndole después al que lo trajo para que lo vuelva a su casa.

LXXXIX. En cuanto a las matronas de los nobles del país y a las mujeres bien parecidas, se toma la precaución de no entregarlas luego de muertas para embalsamar, sino que se difiere hasta el tercero o cuarto día después de su fallecimiento. El motivo de esta dilación no es otro que el de impedir que los embalsamadores abusen criminalmente de la belleza de las difuntas, como se experimentó, a lo que dicen, en uno de esos inhumanos, que se llegó a una de las recién muertas, según se supo por la delación de un compañero de oficio.

 

 La revolución en el arte de embalsamar.

La revolución en el ámbito del embalsamamiento la causó el descubrimiento de los aldehídos en 1868, por el químico alemán Von Hoffman.

 ¿Cuál es la función de los aldehídos?

  1. Deshidratan el cadáver.
  2. Coagula la proteína.
  3. Produce enlaces proteínicos.
  4. Origina Proteínas sólidas e inertes.
  5. Destruye las bacterias.

El embalsamamiento en la actualidad:

El proceso de embalsamamiento (técnica única o mixta) que se va a emplear en cada tipo de cadáver se deberá decidir al hacer el estudio del estado del cuerpo.  En este espacio, nos centraremos en el embalsamamiento por vía arterial.

Aseo del cuerpo y taponamiento de cavidades.

Se limpiará el cuerpo y las cavidades con productos jabonosos desinfectantes. Una vez limpio, se procederá al taponamiento de cavidades.

 Sutura de boca.

Se procederá a la sutura de boca para mantener la estética del fallecido y evitar la contaminación.

Hidratación del cadáver.

Hidrataremos con productos de base oleosa que nos permitan asegurar la capa córnea de la epidermis en el mejor estado posible.

Drenaje e Inyección.

Realizando una pequeña incisión y, ayudándonos de una bomba de aspiración, comenzaremos a drenar la sangre del organismo. Con una bomba de inyección introduciremos el líquido conservante a través del sistema circulatorio.

Tanatoestética.

Una vez hemos acabado con el líquido conservante, comienzan los trabajos de tanatoestética para recuperar la naturalidad de ese fallecido en cuestión. Aplicaremos técnicas estéticas (maquillaje, peluquería…), vestiremos, perfumaremos y enferetraremos.

 

Si te ha gustado nuestra entrada sobre: “¿Qué es un embalsamamiento?” a continuación te dejamos otras entradas que pueden ser de tu interés:

 

Los colores del luto.

¿Qué es una inhumación?

El ataúd de seguridad Taberger

 

Si te gustaría que hablásemos de algún tema en concreto, únete a nuestras redes sociales y háznoslo saber. Te esperamos en:

 

Facebook

Instragram

 

 

 

Deja un comentario